Si buscas pintores profesionales en Zaragoza, debes fijarte en una serie de aspectos antes de contratarlos. Mejor preguntar y hablar las cosas antes que arrepentirse después.

Encontrar verdaderos pintores profesionales en Zaragoza consiste en conseguir un buen precio pero sin ningún punto negro. Como ejemplos de puntos negros o fallos en el servicio proporcionado, podemos citar los diez siguientes:

1) Utilizar una pintura de mala calidad para abaratar el presupuesto.

2) Pintar con prisas dejando zonas sin pintar a la perfección. Unos pintores lo hacen en dos días y otros en cuatro. Como el presupuesto está cerrado por un precio fijo, muchos pintores corren para ahorrarse un día de trabajo.

3) Hacer que el cliente ayude a mover los muebles. Las buenas empresas acuden a tu domicilio con dos personas como mínimo (pintor y ayudante). El cliente no tiene que mover un dedo.

4) Pintar sin proteger. Antes de pintar, deben taparse los zócalos, marcos, rodapiés y enchufes con cinta de carrocero para asegurar unos bordes perfectos.

5) Pintar sin restaurar las imperfecciones. El buen pintor arregla el desperfecto y pinta sobre la pared perfectamente lisa.

6) Dejar el suelo lleno de gotas. La mano del pintor profesional no deja caer casi ninguna gota.

7) No limpiar la zona después de pintar. La obra se termina cuando se entrega al cliente su casa o local pintado y perfectamente limpio. Hay pintores que encima se olvidan restos que luego tienes que tirar tú a la basura.

8) No ser amable con el cliente. El servicio de pintura incluye un buen trato personal.

9) No dejar muestra de pintura para futuros imprevistos al cliente.

10) No dar un presupuesto detallado antes de pintar, especificando tiempo estimado de duración de la tarea, pintura utilizada y lo que incluye (limpieza, restauración de imperfecciones, etc.).

En Rulato somos profesionales de la pintura con experiencia y sin puntos negros. Te esperamos.