Un repaso a la historia del gotelé
Un repaso a la historia del gotelé

Como empresa especializada en alisar paredes de gotelé en Zaragoza, nos gustaría hablar en este post sobre la historia de este acabado de pintura. Aunque ya no sea tan popular como hace unos años, es interesante recordar su evolución.

El gotelé empezó a utilizarse en España en trabajos de construcción hace unos 30 años. ¿Por qué alcanzó tanta popularidad? Lo primero que hay que señalar es que era perfecto para ocultar las imperfecciones de las superficies. Los techos mal terminados se disimulaban con el gotelé. La sensación visual era como si hubiera estalactitas colgando.

Como se vio que era decorativo y eficaz, se empezó a usar también para decorar las paredes. Era suficiente con aplicar una capa de yeso y después echar el gotelé para esconder las imperfecciones. Sin lugar a dudas, un método cómodo y eficaz.

Como empresa de referencia para trabajos de alisar paredes de gotelé en Zaragoza, nos gustaría añadir que los primeros expertos en gotelé empleaban una escobilla o una máquina manual que tenía forma de bombo. El método usado para obtener aquellos acabados era muy rudimentario.

Pasó el tiempo y comenzaron a usarse las pistolas con compresor, las cuales eran muy eficaces para lograr la uniformidad de las paredes.

A mayor potencia del compresor, más pequeña era la gota del gotelé. En los pisos y las viviendas, lo habitual era emplear una potencia de 2 cv, lo cual daba como resultado una gota de tipo intermedio.

No tardes en contactar con los especialistas de Rulato, profesionales de referencia.

haz clic para copiar mailmail copiado